Bodas de famosos

La boda de los Príncipes de Asturias

La boda del Príncipe Felipe fue una de las la noticia más esperada durante años en España. La tarde del 1 de noviembre de 2003, la Casa Real anunció el compromiso matrimonial entre el Príncipe de Asturias y la periodista Letizia Ortiz Rocasolano, mediante un comunicado oficial.

La reina Rania de Jordania, que acudió sola al enlace, llevaba un blusa de seda blanca con manga al codo y falda larga violeta bajo tul combinado con encaje.

La reina Rania de Jordania, que acudió sola al enlace, llevaba un blusa de seda blanca con manga al codo y falda larga violeta bajo tul combinado con encaje.

La novia y el novio

El novio Felipe de Borbón, Príncipe de Asturias, y la novia Leticia Ortiz Rocasolano.

Cómo se conocieron

El príncipe Felipe y Letizia Ortiz se conocieron el 17 de octubre de 2002 en una cena organizada por Pedro Erquicia, presentador y director de Documentos TV, en su ático de Madrid, España. Dicen que fue un flechazo y que el Príncipe quedó flechado de aquella periodista, con la que coincidió meses después en la entrega de los Premios Príncipe de Asturias y en Galicia, mientras ella cubría el desastre del Prestige.

¿Cuánto tiempo han estado de novios?

Casi un año.

Anillo de pedida

Un anillo de brillantes de talla baguette y de oro blanco especialmente diseñado para la ocasión.

Fecha de la boda

22 de mayo de 2004.

La despedida de soltero

Los príncipes decidieron suspender su despedida de soltero como consecuencia de los atentados del 11 de marzo.

El vestido de novia

El vestido de Doña Letizia corrió a cargo de Manuel Pertegaz, un modelo inspirado en la línea princesa, de corte continuado desde los hombros al suelo. La parte superior, ceñida al cuerpo y mangas, se desliza suavemente a partir del talle, prolongándose y formando una cola de 4.50 metros a partir de la cadera. El escote en pico y cuello corola está bordado en hilo de plata y oro hilado por ambos lados, al igual que el escote de la espalda, las manoplas de las mangas por ambas caras y el delantero, de abajo arriba, y bordeando el orillo del bajo de la falda. La formal piramidal del delantero del traje se repite en el centro de la cola, mucho más alta y ancha, con un bellísimo bordado alegórico de motivos heráldicos: la flor de lis floral, la flor de lis heráldica, las espigas de trigo, los tréboles y los madroños, realzando todo el conjunto.

Los complementos de la novia

Doña Letizia llevaba un abanico de fines del siglo XIX, montado a la inglesa, con varillaje y padrones de madreperla y encaje inspirado en los venecianos del siglo XVII, además, lució la misma joya que llevó la reina Sofía el día de su boda, la diadema prusiana. De estilo imperio y definida, asimismo, como de línea helénica. Esto no fue la única joya que llevó Letizia, puesto que lució unos pendientes que le regalaron los Reyes, unos aretes en platino con seis diamantes talla pera.

Peinado y el ramo de novia

Por lo que respecta al peinado de novia, la Princesa de Asturias volvió, nuevamente, a dar muestras de su predilección por la sencillez y la naturalidad. Un recogido trenzado, que dejaba sus facciones al descubierto, de manera que resaltaba la limpieza de su óvalo facial y la esbeltez de su largo cuello.
Por otro lado, el ramo de novia estaba compuesto por lirios, rosas, flor de azahar, flor de manzano y espigas de trigo.

El traje del novio

El Príncipe de Asturias lució el uniforme de Gran Etiqueta del Ejército de Tierra. Guerrera y pantalón de color azul noche, que lleva bordado en el cuello con hilo dorado el emblema del arma de Infantería, y en las bocamangas las divisas correspondientes a su empleo de Comandante.

Lugar de celebración de la boda

La ceremonia religiosa se celebró en la Catedral de La Almudena en Madrid.

Lugar de celebración del banquete

El banquete de boda se celebró en el Palacio Real, a pocos metros de la Catedral. El aperitivo se celebró en el Comedor de Gala, un impresionante salón decorados con tapices flamencos, y el banquete en el Patio del Príncipe, donde los 1,500 invitados fueron distribuidos en aproximadamente 300 mesas.

Menú de boda

El menú de la boda de los Príncipes de Asturias estuvo compuesto por aperitivos como la tarteleta de hojaldre con frutas de mar sobre fondo de vieira, capón asado al tomillo y frutos secos, el postre fue bizcocho, y en cuanto a los vinos hubo blanco, denominación de Origen Rias Baixas, tinto reserva 1994, denominación de Origen Rioja, cava.

El coche de los novios

La novia llegó con su padre en un coche Rolls Royce negro cubierto, el mismo en el que los novios abandonaron la catedral.

La decoración de la boda

El arquitecto, Ignacio Vicens Hualde, decoró el interior de la Catedral de La Almudena con motivo de la boda de los Príncipes de Asturias, cubriendo las paredes de la catedral con decenas de tapices de los siglos XVI al XVIII pertenecientes a las series propiedad del Patrimonio Nacional. En el presbiterio se ubicaron La Fe y La Fama, dos grandes paños, de la serie Los Honores.

La música de la boda

La música de la ceremonia corrió a cargo de la Orquesta sinfónica de RTVE y el Coro Nacional, dirigidos por José Luis López Cobos.

Los padrinos

El padrino, Jesús Rocasolano, padre de Letizia, y la madrina, la Reina Sofía, madre del Príncipe Felipe.

Los padres de los novios

Los padres del novio, el Rey Don Juan Carlos y la Reina Doña Sofía, los padres de la novia, Jesús Ortiz y Paloma Rocasolano.

Los invitados a la boda

A la boda asistieron 1,500 invitados, representantes de las Casas Reales y presidentes y gobernantes de todo el mundo.

Las damas de honor y los acompañantes

Acompañaron a la novia los hijos de la infanta Elena y Jaime de Marichalar, Felipe Juan Froilán y Victoria Federica; los hijos de la infanta Cristina e Iñaki Urdangarín, Juan Valentín, Pablo Nicolás y Miguel; la hija de Cristina de Borbón Dos Sicilias y Pedro López Quesada, Victoria; y Carla Vigo Ortiz, hija de Antonio Vigo Pérez y Erika Ortiz Rocasolano, hermana de la novia. Los pequeños vestían diseños de Lorenzo Caprile que hacían referencia al siglo XVIII español y al magnífico pintor Francisco de Goya.

Otros detalles de la boda

En esta boda real no faltó la anécdota, durante ceremonia, cuando el Cardenal iba a entregar las arras a Don Felipe, una de las monedas cayó sobre unas flores que adornaban el altar. El Cardenal Arzobispo de Madrid la recogió y se la entregó al Príncipe, quien ya había recibido previamente las otras doce monedas.

El destino de la luna de miel

Los Príncipes de Asturias iniciaron su luna de miel en Cuenca, comenzando así un recorrido por distintas ciudades españolas, para terminar en Jordania y Anam, donde asistieron a la boda del Príncipe heredero de aquel país, Hamzah Bin al Husein, con la princesa Noor. Tras esta parada, continuaron con su viaje de novios en un paraíso lejano y secreto.


    También te puede interesar...

vota
 
insertatuComentario
Autor:
Texto:

TODO LO QUE NECESITAS PARA ORGANIZAR TU BODA

MÁS DE 14.000 PROVEEDORES

Encuentra empresas en


NUESTRO BOLETÍN EN TU MAIL


Acepto las Condiciones legales y la Política de privacidad de Bodaclick


¡Descubre todos los vídeos de proveedores de boda!


Ver todos los vídeos de proveedores

Hello girls!! ¿Cómo están? Para todas las novias no hay nada más emocionante que elegir el vestido de novia, iniciar la búsqueda por encontarar el vestido de sus sueños, aquel cuyo diseño les quede perfecto y las ... [Ir al blog]